Noticias

/ Macarena Gatica en Revista AMDD: “La cultura chilena en protección de datos es escasa. Debemos capacitar”

11 Agosto, 2022

Nuestra socia Macarena Gatica, vicepresidenta del Consejo de Autoregulación AMDD, invitó a generar conciencia y comenzar a adecuar los procesos en pro de una actividad centrada en la data y en la persona. Les compartimos su columna “La data y el cumplimiento normativo”, publicada en la revista de la organización.

 

Macarena Gatica
Socia
Alessandri Abogados 

Fuente: Revista AMDD.

Es indudable el valor que la data hoy tiene para las empresas. Tomar decisiones basadas en información permite asegurar resultados, conocer a los consumidores, llegar con ofertas oportunas y relevantes.

Sin embargo, el tratamiento de la data de clientes debe realizarse conforme a derecho. Así es, a pesar de no ser muy conocida desde 1999 Chile cuenta con una ley que regula el tratamiento de datos personales (Ley 19.628 sobre protección a la vida privada), estableciendo obligaciones para la empresa. Actualmente en el congreso se discute una ley que la modifica y que eleva su estándar a los más altos, equiparable con el RGPD de la UE.

Como dije, si bien la gestión basada en data es más eficiente y productiva, si se realiza al margen de la ley puede ser tremendamente perjudicial para la empresa. Hoy las multas son bajas, sólo 50UTM, sin embargo, el proyecto de ley antes mencionado las aumenta hasta 10.000 UTM e incluso se discute asociarla a un porcentaje de las ventas globales (204%), además se deben considerar eventuales indemnizaciones de perjuicios y el daño reputacional muchas veces irreparable. Por tanto, una venta con un incumplimiento normativo puede generar una utilidad inmediata, pero con una expectativa de pérdida mayor que esta.

La cultura chilena en protección de datos es escasa, por lo que necesariamente debemos comenzar capacitando. El cambio de conducta es difícil por la natural resistencia y  por la tentación a mantener los ingresos. Por ello es recomendable incorporar la gestión del riesgo asociado al tratamiento de datos. Esto permitirá visibilizar el peligro y sus consecuencias, permitiendo gestionar dichos riesgos adoptando medidas para aminorarlos.

Los modelos de cumplimiento y autorregulación buscan el cumplimiento normativo, generar cultura, prevenir multas y perjuicios, y por sobre todo proteger a la empresa, siendo la reputación el mayor activo que debemos resguardar. Por tanto, la invitación es a generar conciencia y comenzar a adecuar los procesos en pro de una actividad centrada en la data y en la persona.